Me quiero follar a mi suegra y lo voy a conseguir

Me llamo Antonio y todo comenzó en la adolescencia. Conocí a la que hoy es mi esposa muy joven y desde entonces entré en su casa con su familia como uno más, al punto que mi suegra me vio siempre como uno más, al punto de salir de la ducha con la toalla por delante (por lo que al darse la vuelta podía ver perfectamente a través de la puerta de cristal del pasillo su blanco y jugoso culo) o incluso a estar en casa sólo con el camisón (sin ropa interior) que sin ser transparente del todo, al ser de tela fina tipo raso, se le transparentaba todo el culo por detrás y por delante se podían ver prácticamente sus pezones en todo su esplendor (grandes y gorditos como ella, que era una mujer bajita y gordita con unas tetas y un culo de infarto!

La vida transcurría y mi mujer muchas veces le regañaba por mostrarse tan ligera delante de mí, pero ella decía que yo era como un hijo y nunca le dio mayor importancia, aunque mi mujer (novia en aquel entonces) se enfadaba conmigo cuando notaba que me empalmaba mirando a su madre semi desnuda.

Un día, me pidió ayuda con algo de su móvil y al mirar descubrí unas fotos de sus tetas, me empalme a tal punto que me puse super nervioso (estábamos en un bar con mi cuñado, mi mujer y mis suegros y yo viendo en el móvil las enormes tetas de mi suegra, increíble!!) y no se por qué lo hice pero me las mandé por WhatsApp a mi teléfono, arreglé lo que me pidió y salí corriendo al baño del bar a verlas en mi móvil y masturbarme frenéticamente, se me pasaron todo tipo de guarradas por la cabeza…pero luego después sentí que le había traicionado pues ella siempre me había dado mucha confianza y no se merecía que le pagase con eso y muy a mi pesar decidí borrar las fotos y regresar junto a ellos aunque ya nunca más pude verla de la misma manera pues algo rondaba mi cabeza. Por qué tenía fotos mi suegra de sus tetas en su móvil? Se las hacía para verse ella o acaso para mandárselas a alguien? (estaba claro que no para mi suegro pues no tiene ni idea ni de cómo encender el móvil)

Yo me quedé con la duda hasta que un día mi novia (por aquel entonces) me dijo que había descubierto una charla algo subida de tono (sin llegar a ser explícita) entre su madre y un hombre, tras investigarlo un poco averigüé de quien se trataba, pero a mi mujer le dije que no era quien ella pensaba (aunque si lo era, pero quería evitar conflictos) y le dije que lo mismo era sólo un admirador desconocido. Mi mujer lo dejó estar pero yo me quedé mosqueado y trate de ver hasta donde llegaba su tonteo, pero nunca logré ir más allá.

Los años pasaron y todos nos olvidamos de aquel asunto, mi chica y yo al fin nos casamos, por lo que esas noches de voyeur observando a mi suegra desgraciadamente se terminaron y desde entonces tuve que conformarme con “juguetear” cada vez que estaba con ella. Me explico; para saludarle siempre le doy los besos muy cerca de los labios (casi en la comisura y alguna vez incluso rozando sus labios) a lo que ella nunca dijo ni hizo nada por evitarlo.

Luego, cuando nació nuestro hijo, para pasárselo, siempre mantenía mis manos a la altura de sus pechos, por lo que al ella ir a cogerle yo disfrutaba del roce de sus pechos y pezones sobre el dorso de mis manos, eso me ponía muy cachondo, y lo hacía también al despedirle, siempre con la excusa para acercarme le decía a mi hijo: “vamos, dale un beso a la abuela” y le acercaba a ella hasta yo notar el roce de sus pechos! Qué delicia!!!

Ella nunca decía nada, ni siquiera cuando estábamos en su casa en la cocina y me pedía coger algo de la parte alta de los armarios y yo me pegaba por detrás de ella apoyándole mi verga sobre su culo, ni cuando al montarnos en el coche, con la excusa de que ella va mejor delante, le ayudo a ponerse el cinturón de seguridad y lo deslizo sobre su pecho hasta rozar su culo en el sitio donde se ancla. Recuerdo un día que literalmente puse toda la palma de mi mano sobre la teta derecha, creía que se me salía el corazón por la boca del empalme que pillé (y a todo esto con mi mujer y mi suegro en los asientos traseros ignorando lo que acababa de hacer.) Ella tampoco dijo nada, no se si no se entera o se hace la loca y me deja hacer pero el caso es que le he dedicado muchas pajas en mis momentos solitarios y he llegado a la conclusión que lo mismo a ella le gusta ese juego, quizás es como ponerle algo de picante a una vida ya aburrida por la monotonía, suponía yo.

Una tarde, estando chateando con ella de no recuerdo el qué, se me ocurrió una travesura para ver cómo reaccionaba, pues bien es cierto que siempre ha sido muy abierta conmigo y hemos hablado de todo (incluso de sexo) sin tapujos. Pues bien, la tarde de autos estábamos charlando y de pronto me fui al baño y me hice una foto de mi polla pero no directamente, sino al reflejo que se veía en el cristal del baño, cuidé que no se viera demasiado sino que se intuyera la forma y tamaño nada más y…se la mandé junto con otras 2 fotos más, una de mis zapatos y otra del suelo, y esperé.

Una vez vi que salía el doble check (señal de que lo había visto) decidí esperar otro poco (para que lo viera bien) y de pronto borré la foto donde se intuía todo mi pene y le dije “lo siento, fui al baño, me llamó tu hija y al llevar el móvil en la mano debí mandártelo por error”. Ella muy comprensiva no le dio más importancia y me dijo que ni se había fijado lo que era, que lo había pasado por alto (siempre tendré la duda si así fue o si lo vio haciendo zoom, jajaja) el caso es que la bomba estaba lista, mi suegra había intuido el tamaño y forma de mi pene (con lo que yo esperaba haber removido algo en sus entrañas, aunque nunca los sabré)

La cosa quedó ahí hasta que de pronto un buen día se compró un nuevo teléfono y me pidió ayuda para configurarlo. Yo con la excusa de hacerlo con calma le dije que mejor me lo llevaba a casa (con la esperanza de encontrar algo como la vez aquella) y así lo hicimos, fue entonces cuando nuestra relación cambió irremediablemente.

Mis mejores sueños se hicieron realidad, mi suegra había borrado gran cantidad de fotos antes de darme el teléfono, pero no se dio cuenta que en los nuevos smartphones todo queda en la carpeta de eliminados y…el arsenal que allí había…era digno de una revista porno!

Las fotos eran de los más variadas, de sus tetas, de sus pezones, de su coño, de su clítoris!!! De todo! No se bien cuantas serían pero me hice al menos 10 pajas en 2 días que tardé en configurárselo!! Las pasé a mi móvil para verlas en tamaño grande en la pantalla de 82 pulgadas de mi salón, increíble ver el coño de mi suegra a tamaño gigante!!

Le devolví el móvil pero le confesé lo que había encontrado y me marché apenas sin hablar de ello, sólo le dije: “revisa la carpeta de eliminados porque hay muchas fotos tuyas privadas que no se si quieres conservar o eliminar, pero yo las he visto y ahí las he dejado”

Por la tarde luego hablamos por WhatsApp y me dijo que estaba muerta de la vergüenza, que las había eliminado, etc. Le expliqué que al eliminarlas quedan en el limbo un tiempo hasta que se eliminan para siempre. Poco a poco entramos en el tema y por supuesto le confesé que me había encantado y que no había podido evitar masturbarme viéndolas. Le pregunté el por qué de aquellas fotos y ella me dijo que tenía granitos junto al coño y en los pezones y que se las hizo para verlos, pero yo no fui capaz de ver más “grano” que su gordito clítoris sobresaliendo entre sus labios, por lo que no me lo acabé de creer y volvieron a mi recuerdo las fotos de sus tetas de años atrás.

Comenzamos a reírnos pues era una coincidencia que yo le mandase una foto de mi polla “por error” (o eso pensaba ella aunque yo sabía que fue a posta) y nuestras charlas cada vez fueron más calientes, al punto de picarle y preguntarle cosas como si ella se masturbaba (lo cual me sorprendió pues me dijo que a veces, cuando yo esperaba un NO rotundo) que si siempre llevaba el coño así con un poco de pelito…que si lo había hecho por el culo,…mil conversaciones que hacían que yo estuviera empalmado cada vez que recibía un mensaje suyo!

Un buen día, tuve que comprarme una nube para almacenar las copias de seguridad, etc. y como yo sabía que a ella esto se le daba mal, le propuse cederle parte del espacio, pero como ella no sabía hacerlo me dijo que lo hiciera yo. Como tenía todas sus claves pues me las dio para configurarle el teléfono, le dije que OK pero al configurar la nube…aquello ya si que fue una locura! Decenas de fotos suyas desde todos los ángulos, vídeos dándose crema y tocándose los pezones, tumbada en la cama sacándose las tetas y grabándose y luego subiéndose el camisón para grabarse bien el coño sin bragas…y lo peor de todo, varias fotos del mismo tipo de años atrás mostrando su polla y sacando la lengua (supongo que relamiéndose tras ver alguna foto o video de mi suegra)

Mi imaginación dejó de dar vueltas y ahora era mi consciente quien volaba, pues ya no había duda alguna de que aquellas fotos…no eran por ningún grano, eran por aquel grano en el culo que se me había aparecido y que se interponía entre mi suegra y yo.

Aquello se que no estuvo bien pero creo que el deseo no me dejó pensar con claridad, y desde entonces, me metía por el ordenador a ver las fotos del móvil de mi suegra (pues desde el PC podía ver tanto las que tenía en carrete, como las eliminadas (donde ella pensaba que estaban a salvo de mirones)

Viendo que el flujo de intercambio de fotos era más o menos frecuente, todas las semanas aparecía algo nuevo, y que ella entraba en el juego de mandarle fotos y vídeos, se me ocurrió una locura de las grandes!!!

Me metí en su perfil y le volqué como 20 fotos mías de todo tipo, de espaldas desnudo, en pelotas de frente, tumbado en la cama, masturbándome, incluso alguna con su coño en la pantalla grande de mi casa y yo con mi polla en la mano para que tuviera claro que me la meneaba mirando sus fotos.

Aprovechando que ella estaba fuera de vacaciones con mi suegro y que él no sabe tocar el móvil y nadie más podía hurgarle en días, se las puse a subir una tarde y me fui para casa. Supongo que no le cargaron todas hasta que al enchufarlo a la red wifi por la noche se subieron de golpe.

Parece ser, según dice, que ella no las vio hasta el mediodía que le entró un whatsapp y al abrirlo fue a las fotos y allí estaba mi polla en todas sus versiones. Según me dice, se puso nerviosa y las borró de inmediato, pero no lo tengo tan claro pues fue por la tarde cuando me escribió (sobre las 16:30) y según ella las vio en la comida y, cuando me escribió y me dijo que le habían salido muchas fotos de mi polla, entré en su nube y si, algunas fotos aún estaban allí, por lo que no se si las eliminó realmente o se las guardó unas horas para poder verlas con calma, en cualquier caso, era justo con todo lo que yo había visto ya de ella.

Con la excusa de una actualización le dije que lo mismo las cuentas se habían fusionado, que no sabía cómo había sido y que cuantas le habían entrado. Ella me dijo que no sabía, que muchas, y yo le dije, pues mira a ver porque subí al menos 100!! (por lo que con eso me dejaba la puerta abierta para subirle luego otras pocas más y que las viera con calma sin tener a mi suegro delante)

Dicho y hecho, terminamos de hablar y le dije que creía haberlo parado, pero que con cualquier cosa me dijera. Evidentemente me excusé y le pedí que me explicase (para ver si las había visto bien o no) qué fotos habían subido. Ella muy solícita me explicó algunas: “tú tumbado desnudo en la cama, otras de tu pene, de culo, varias…” y le dije, pues menos mal, porque entonces sólo han subido las más “light” (me imagino su cara al leer eso) y lo dejamos estar.

Por la tarde, sabiendo que la carga se le había hecho por la noche, le mandé otras pocas, algunas incluso más fuertes, algunas incluso eyaculando sobre la mesa mientras miraba sus fotos para que viera mi corrida y que aquello no era pose, era masturbación real!!! Algunas de su hija con mi polla en su boca, algunas mías desnudas en el salón de belleza mientras me depilaban (para que viera que no tengo pudor en mostrarme desnudo frente a otra mujer) y muchas fotos más!

Efectivamente, tal como me imaginaba, a primera hora de la mañana me escribió y me dijo que le habían aparecido otro montón de fotos de “mis partes”, pero le dije que lo sentía mucho pero que estaba fuera de la oficina y que desde donde estaba no podía hacer nada por pararlo. De ese modo le subí otras pocas más y revisando su nube, vi que tardó más de lo necesario en borrarlas, por lo que supongo que su revisión fue algo más exhaustiva.

Por la tarde, ya le dije que lo sentía, que no sabía cómo había pasado y que ya creía haberlo apañado para que no sucediera de nuevo. Ella me insistió en que no pasaba nada, que ya si que estaba todo visto, yo le dije que si, que yo le vi su coño y sus tetas y ella me había visto a mí mis atributos. Ya con la confianza de ir a calzón quitado, le pregunté qué opinaba y me dijo que si, que estaba bien dotado, algo que me gustó viniendo de ella. Entre risas ella me dijo que sólo había visto la de su marido y su hijo así que no tenía mucho donde comparar (pero yo sabía que eso era mentira pues tenía claro que al menos una más había visto, la de su “amante o ciberamante”.) Pero ella siempre muy prudente me decía que no las había visto apenas pues las borró enseguida a lo que yo le dije que recordase que una copia queda siempre en eliminados (por si quería volver a verlas) aunque a ella le dije que se lo recordaba por si alguien cogía su móvil y me veía…pues se podía montar una gorda en la familia, pues no era lo mismo que se viera una polla (que sólo la conocería mi mujer) que mis fotos en pelotas encima de la cama a cara descubierta!

No se muy bien por qué pero tras decírselo, me comentó que si, que ya las había eliminado, pero yo veía que no, que seguían ahí. Sería que mi suegra las guardaba para poder echar un vistazo a mi polla cuando le viniera en gana? La verdad es que no se el motivo, pero un día, entré y considerando que era demasiado arriesgado le borré al menos las que se veía mi cara, dejándole sólo las de mi pene y resto de cuerpo.

Desde aquello, las conversaciones subieron 10 tonos! Ahora ya no me cortaba con nada, le confesé que de joven me pajeaba pensando en ella, que incluso de adulto, le dije que si, que esos besos en la comisura de los labios no eran casuales, en fin, me confesé con ella y ella conmigo.

El fin de semana siguiente hicimos una salida familiar y ella decía que no sabía cómo iba a ser capaz de mirarme a la cara con todo lo sucedido, pero yo le quité importancia. Todo fue bien y durante el fin de semana volví a deleitarme viendo su cuerpo cubierto sólo por uno de sus camisones de raso (que ella ya sabía que me ponían cachondo, por lo que no descarto que se paseara delante de mí así a posta) y una tarde, estando yo en la siesta, escuché que todos se iban a ir, por lo que me quité los calzoncillos dejando sólo mis pantalones anchos y cortos del pijama y salí al comedor a hablar con mi mujer, que me dijo si me iba con ellos a caminar, a lo que le dije que si, que me había vestido así para irme de paseo (y al moverme, lo hice de tal manera que fuera evidente el bamboleo de mi polla y que no llevaba ropa interior, algo que al estar de espaldas mi mujer no notó pero mi suegra si, se lo vi en la cara cómo sus ojitos se fueron a mi polla)

Cuando todos se marcharon, me levanté y hablamos de todo cara a cara, evidentemente, en esa situación y sin bóxer, mi polla estaba a reventar bajo el pijama e incluso me la tocaba por fuera de la pierna bajo la mesa mientras conversábamos.

Mi mujer cambió de móvil y yo le ofrecí (igual que siempre, con ánimo de ver si pillaba algo) a cambiárselo pues el suyo era mejor que el de mi suegra y esta me dijo que si.

Ella se encargó muy mucho de borrar lo poco que tenía en el móvil, pero yo que ya lo había visto, tuve una maléfica idea.

Al darme su OK le dije que me lo iba a descargar, que se asegurase que no había “nada” o mejor, que lo dejase para mi disfrute! Ella se rió y me dijo: “total, si ya está todo visto, si ves algo, pues visto está”. Y así fue, al restaurar en el móvil de mi mujer su copia de icloud, encontré 3 fotos suyas desnuda, y se lo hice saber, le di las gracias por el “regalo” y, aunque dijo que se moría de vergüenza…nos reímos sin más, lo visto…visto está!

PEEERO, mi maléfico plan fue cargarle en los archivos de icloud un montón de vídeos de los suyos, alguna foto de su “amiguito” y una carpeta llena de fotos de las mías que ya había visto. Yo no esperaba que fuera a descubrirla tan pronto, pero…por la noche me escribió atacada que le salían un montón de fotos de “cuando su grano” y algunas mías, que cómo podía borrarlas. Yo me hice el extrañado e hice no entender y le dije, calma, voy a coger el móvil copiado y lo vemos juntos (excusa para que ella tuviera claro que iba a ver sus vídeos) le dije que le diera un rato.

Dejé pasar un tiempo y después le escribí diciéndole que ya lo había visto y que no sabía cómo había llegado hasta allí, que si ella se lo había mandado a alguien y ella me lo negaba. Total, que le dije que lo miraría y le decía algo, que no sabía hacerlo.

Al rato, cuando mi familia se durmió, me dijo que ya lo había borrado y yo le dije que OK que yo los borraría del otro móvil, para que tuviera claro que seguía teniendo esos vídeos conmigo y que ahora me iba a masturbar con ellos antes de borrarlos, a lo que ella me suplicaba que los borrase sin más, que le daba mucha vergüenza, le expliqué que desde que me lo había dicho, había estado viéndolos en el baño y ella decía que e moría de vergüenza, creo que quería evitar que viera lo que yo ya había visto de sobra y es que en uno de los vídeos ella, estando desnuda en el baño decía: “ a ver si ahora te da tiempo a verlo” y se enfocaba las tetas de una en una y luego se metía el móvil en la entrepierna para enfocar bien su coño! En otro de ellos decía: “Un beso, te quiero” al despedirse, por lo que estaba claro que esos vídeos no son los que uno se hace para si mismo como ella me alegaba, eso sin mencionar que no hacía referencia alguna a la foto de su “amigo”

Al lunes siguiente, comentamos que le salían algunas fotos en eliminados de la carpeta de icloud, etc. pero que ya lo había borrado, tan nerviosa se puso que le dije: “hazme un pantallazo de donde te salen” y me lo mandó de justo donde salían 2 fotos de sus tetas y su coño debajo! Jajaja, pobrecilla, hasta pena me dio.

Total, que eso quedó aclarado y ya le dejé caer la bomba, el ver tus vídeos…me ha gustado, pero no hemos hablado de la foto de “tu amigo”, ella en su día me confesó que si, que él quería pero que ella no le hacía caso, que estaba casada y punto, pero que se lo insinuaba de tanto en tanto. Al verse esta vez descubierta me dijo que si, que ya le había regañado por mandarle esa foto, que ella no quería nada con él.

Evidentemente era una mentira enorme pues me constaba que esa no era la única foto y que en sus vídeos ella le decía “te quiero” y otro que deía «a ver si ahora puedes verlo». Se lo hice saber y se vio acorralada, para darle una vía de escape y ponerla donde yo quería, le dije: “por un momento pensaba que al decir eso de a ver si ahora puedes verlo me lo decías a mí”, y ella vio ahí su tabla de ¿¿salvación?? Pues lo tomó tal cual y me dijo: “Eso es, era para ti!!”, y le digo: ¿para mí? Un vídeo donde me enseñas las tetas y el coño abierto era para mí?” Y me dice: si, vamos, pero sólo quería mandarte el pecho” ja, ja y ja, y “por eso te metes el móvil entre las piernas, no? Eso no se lo cree nadie, tú no me mandarías ese vídeo” le dije yo. Y ella me dice: “si, era para ti, que siempre me estás chinchando con que te muestre cómo estoy adelgazando con la dieta, pero luego me arrepentí” En fin, ahí ya de perdidos al río. Le dije: “pues perdóname pero no me lo creo. Si es así, ahora que ya lo he visto y más no puedo ver, no te pido que me grabes uno personalizado pero quiero que ahora me mandes una foto de tus tetas”.

Me imagino su cara ante mi reto y mi lenguaje, pero se negó, me dijo que estaba loco, que era mi suegra y que no estaba bien. Yo le dije que o lo hacía o seguiría pensando que esos vídeos y fotos eran para su amante, y ella ante tal presión me dijo, está bien, te debo una foto, ya te la mandaré, y esperándola estoy, de esto hace sólo un día, pero estoy seguro que pronto me la mandará, lo tengo claro, porque es una mujer fácil de convencer, demasiado buena que no facilona. Y de todos modos, tengo que darle su móvil nuevo esta semana así que o me la manda…o le diré que me las enseñe en persona y…a ver qué pasa.

Continuará (espero!)

Deja una respuesta 0

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *