Soy infiel con la persona que menos me esperaba

Con la persona que menos esperas

Alex nació en el seno de una banda motera, su padre y su madre formaban parte de esa banda, Alex no tuvo una infancia fácil.

Palizas, insultos, Humillaciones, sus padres no le pegaban pero tampoco le trataban bien estaban mas ocupados drogándose bebiendo o follando entre ellos o con otras personas como para ocuparse de su propio hijo.

No todo fue malo para Alex nació con memoria eidética, eso le permitía memorizar un texto con solo leerlo una vez a parte de tener una inteligencia prodigiosa.

Lo segundo mejor que le paso a Alex fue que el Viejo se izo cargo de el, el fue el anterior jefe de la banda y se había retirado para dejar paso a la juventud.

Se arrepintió de esa decisión el resto de su vida porque el actual jefe era un delincuente de poca monta que estaba llevando a la banda a la ruina.

Alex fue instruido por el viejo en Hapkido un arte marcial que este aprendió en el ejército, era un arte marcial coreano que a el le vino sumamente bien.

Alex fue aprendiendo a defenderse de esa manera llego un día que ningún miembro de la banda fue capaz de tocarle ni un pelo.

Alex quería otra cosa para su vida quería un futuro así que hablo con el jefe, este sabiendo que estaba protegido por el Viejo le dejo marchar pero le dejo clara una cosa.

Jefe- Se es miembro de la banda hasta que se muere, si se abandona hay que pagar un tributo.

Alex- Que quieres.

Jefe- Ya lo sabrás cuando llegue el momento.

El Viejo le regalo a Alex su moto la Harley Davidson Fat Boy, después de liar el petate y despedirse del hombre que cuido de el y le enseño todo se fue en busca de ese futuro que anhelaba.

Miriam nació en el seno de una familia acomodada, era una niña guapa y según fue creciendo su belleza tamben fue en aumento, otra cosa que también fue en aumento fue su inteligencia.

Tenía un coeficiente intelectual altísimo y eso hacia que sus notas fueran sobresalientes.

Salía con el chico más popular del instituto, tenía a las chicas más populares como amigas pero no era feliz, sentía que no encajaba en ese entorno.

Miriam era una mujer de un metro setenta y cinco, pelo negro como la noche y ojos color miel, tenia un cuerpo esbelto pero a ella eso le daba igual hubiera sido feliz siendo una mujer del montón seguro que mas feliz que ahora.

Alex lo primero que izo al alejarse del local que tenia la banda motera fue arrancarse el parche que distinguía a la banda, no quería saber nada mas de esa gente que tan mal se lo había hecho pasar.

Media un metro noventa y tenia un cuerpo tonificado gracias a todo el ejercicio que loe había hecho hacer el Viejo, recordó cuantas veces había vomitado el almuerzo de el esfuerzo realizado.

Sin pretenderlo llego al pueblo donde vivía Miriam y lo primero que izo es buscar trabajo para poder costearse la matricula, cuando ya estuvo inscrito paso las pruebas de acceso sin problemas y termino recalando en la misma clase que Miriam.

Sus miradas se cruzaron y fue como si el universo se detuviera, por primera vez Alex sonrió y pensó que fue buena idea acabar en ese pueblo que al principio no le convencía.

Miriam noto como su corazón se aceleraba y como notaba algo en su estomago como si tendría mariposas, también sonrió y pensó que tal vez había encontrado lo que andaba buscando.

Miriam en seguida se dio cuenta que ese chico nuevo que parecía un macarra escondía algo, pronto comprobó que era tan inteligente como ella y decidió presentarse formalmente.

Miriam- Hola me llamo Miriam.

Alex- Yo Alex, encantado.

Se dieron dos besos y desde ese día se sentaron juntos para almorzar en el descanso.

El novio de Miriam estaba muy celoso, el podía estar con mujer le diera la gana pero si era Miriam quien lo hacia olía a cuernos quemados, decidió ir a ponerle las cosas al nuevo y enseñarle quien mandaba.

Novio- Miriam es mi novia así que mantente lejos de ella por tu bien.

Alex lo ignoro como si lo que ese personaje estuviera diciendo no fuera con el.

Novio- Te estoy hablando macarra que te alejes de mi novia.

Alex levanto la cabeza y miro severamente al maromo.

Alex- Miriam es libre para hablar o hacer lo que le de la gana, te a quedado claro a ti.

Alex se puso de pies y el novio de Miriam reculo, Miriam cogió del brazo a Alex y se lo llevo de allí no quería que le hicieran daño.

Lo que Miriam no sabia es que si su novio se hubiera arrancado contra Alex este habría salido muy mal parado.

Alex agradeció el gesto de Miriam le gustaba ese lugar y no quería armar jaleo y que le expulsaran, por fin había encontrado un lugar donde encajaba y podría ser feliz.

Pasaron el primer curso sin ningún tipo de problemas, Alex solía ir en su moto todos los días al ser mayor de edad no había ningún problema y tenia el carné para poder conducirla.

A Miriam le gustaban las motos y se quedaba mirando la de Alex con una mirada de admiración, esto al chico le gustaba y sentía que seria muy feliz al lado de Miriam.

Se izo una fiesta de final de curso, Alex no le apetecía ir sabia como terminaban ese tipo de fiestas y no le apetecía aguantar a la gente pasada de copas.

Estaba en un rincón del edificio solo con un baso de cerveza en la mano pensando cuando vio llegar a Miriam.

El baso se le resbalo de la mano cayendo al suelo esto izo que Miriam se diera cuenta de su presencia y le sonriera.

Por primera vez Alex se sonrojo en toda su vida, Miriam venia con sus amigas y estaba buscando a su novio cuando un tío medio borracho le indico donde estaba.

Cuando se fue acercando vio el coche de su novio y con dos personas dentro, una sentada y la otra sobre el subiendo y bajando.

A Miriam le salían las lágrimas, como podía ser tan miserable y grotesco su ex novio si algo tenia claro es que seria ex desde ese momento, al rato salieron del coche y el golpe fue mas doloroso porque con la chica que le puso los cuernos fue con la que se suponía que era su mejor amiga.

Miriam se dio media vuelta pero la amiga se dio cuenta y corrió hacia ella, Miriam se la quito de encima de un empujón y volvió a la fiesta.

Entonces la amiga volvió a cogerle del brazo y Miriam le espeto.

Miriam- Suéltame de una vez de todos los tíos que hay tienes que follarte al impresentable de mi ex.

Ex amiga- Sabes que no le va a gustar escuchar eso.

Miriam- A mi me da igual lo que le moleste de aquí en adelante.

Entonces llego el novio y fue acercarse a Miriam y esta le empujo y le escupió en la cara, su novio le miro con odio y le soltó un bofetón que le partió el labio.

Novio- Eres mía yo haré lo que quiera y tu agacharas la cabeza como las demás.

No termino la frase un puño apareció entre las cabezas de las personas allí reunidas y le rompió la nariz al maromo.

Alex- Tu quien te as creído que eres para ir tratando así a las personas, tal vez tengas que aprender tu algo hoy.

Alex cogió el brazo del maromo y coloco su pierna encima de la cabeza de este y le empezó estrujar el brazo, los gritos eran ensordecedores.

Miriam le puso un brazo sobre el brazo de Alex y le dijo que no merecía la pena quería irse, tenia la esperanza de que todavía podría pasárselo bien esa noche.

Lo dijo mirando con desprecio a su ya ex novio.

Miriam se monto sobre la moto de Alex se puso el casco que este le dio y se marcharon, Alex había descubierto un sitio donde le gustaba ir cuando quería meditar y allí se dirigieron.

Miriam- Sabes hoy es mí 18 cumpleaños y pensaba celebrarlo entregando mi virginidad a ese cabron.

Alex- Me alegro que no lo hicieras.

Miriam se puso a llorar y este la abrazo, metió la mano en el bolsillo de su chupa y saco un estuche que entrego a Miriam.

En el se encontraba un colgante de plata con el símbolo del Titanio, metal que mas le gustaba a Miriam, ella lloro porque ese gesto significaba mucho para ella y beso al chico.

Alex era virgen, jamás quiso hacerlo con ninguna de las mujeres de la banda y después pensó que ya tendría tiempo.

Miriam y Alex se desnudaron, Alex estaba muy nervioso y cuando quiso chupar unos de los pezones de Miriam ejerció demasiada fuera y le izo daño disculpándose en ese mismo memento.

El seso oral no estuvo mal, Alex nunca lo había practicado pero había visto como se lo hacían a las mujeres de la banda y se esmero en dar placer a la mujer que amaba porque de eso no había ninguna duda, Miriam la mujer de su vida.

Miriam se esmero en la mamada y consiguió que se corriera, había sido torpe pero Alex agradeció el esmero que Miriam le puso.

Cuando hicieron el amor los dos tenían una cosa muy clara, se estaban entregando la virginidad el uno al otro y se acto de amor fue el mas bonito y especial que tendrían en toda su vida.

Empezaron una relación al principio a los padres de Miriam no les gustaba el chico pero pronto cambiaron de opinión puesto que este se los gano con hechos.

Paso el instituto y también la universidad, ambos dos se hicieron ingenieros químicos y terminaron trabajando en la empresa de los padres de Miriam.

Hacían un tandem de trabajo soberbio, entre los dos tenían un coeficiente intelectual mayos que sumando el de los demás trabajadores de la empresa a la vez.

Ganaban un buen sueldo y decidieron ir a vivir juntos, les costo decidirse pero al final se decidieron por una casa de dos pisos con un bonito jardín.

Quedaba cerca de los padres de Miriam y solían ir todos los fines de semana a comer con ellos, Alex nunca se aburría el no había conocido eso y disfrutaba de cada momento que pasaba con esa familia que ahora era suya.

Cuando entraron en su casa por primera vez no les dio tiempo a llegar al dormitorio, estaban en la cocina y Miriam estaba en el fregadero mirando que el grifo funcionara bien.

Alex se le acerco por detrás y le dio un mordisquito en el cuello a Miriam, a esta le volvía loca y en seguida empezó a mojar el tanga, levanto la pierna y se hecho el tanga a un lado.

Con la voz mas seductora que Alex había escuchado nunca y que casi hace que se corra en ese instante, Miriam le espeto.

Miriam- A que esperas campeón tu perrita en celo esta esperando su ración de polla.

Alex se le puso dura como el titanio y penetro el encharcadísimo coño de su novia, fueron penetraciones brutales que llenaban a ambos de placer infinito y más cuando cada vez que Alex empujaba Miriam echaba su culo para atrás.

El orgasmo fue gritado a pleno pulmón por los dos y lo tuvieron que oír hasta en Australia, Miriam estaba muy satisfecha, su novio era cariñoso, atento y encima muy buen amante que más podía pedir.

Alex se arrodillo y le enseño un estuche abierto donde había un añillo, y le soltó las palabras mágicas.

Alex- Quieres casarte con migo.

Miriam- Siiiiiiiiiiiii.

Esa tarde Miriam quedo embarazada, cuando se lo dijo a Alex este salto de alegría cogió a su futura mujer y le dio vueltas en el aire mientras la besaba y lloraba de alegría.

Era una niña lo que iban a tener, tenían dudas con los nombres Miriam quería que se llamara Sara pero a Alex le gustaba el nombre de Alba.

Al final la niña se llamo alba porque nació justo en ese memento del día y los padres creyeron que eso le daría buena suerte a la criatura.

A los seis medes de haber nacido Alba sus padres se estaban casando por la iglesia, a Alex no le hacia mucha gracia pero a Miriam le hacia ilusión casarse de blanco y como le iba a decir que no a su niña.

Se dieron el si quiero y pasaron un grandísimo día, para Alex y Miriam habían tres fechas mas importantes para ellos.

1- Cuando se entregaron la virginidad mutuamente

2- Cuando nació su Hija.

3- El día de su boda.

Avían pasado dos años Alex había ascendido a jefe de uno de los departamentos de la empresa mientras Miriam lo era de otro también.

Lo que siempre tuvieron claro es que jamás descuidarían su matrimonio ni tampoco a su hija, tenían un horario flexible para que ese matrimonio funcionara a las mil maravillas.

Una Mañana que Alex entro a su despacho y lo primero que izo es mirar la foto de su mujer con su hija en brazos, sonrió y se fijo que había un sobre sobré la mesa lo abrió y había algo escrito.

SE A MUERTO EL VIEJO.

A Alex se le saltaron las lagrimas, ese hombre lo protegió cuando nadie mas lo hacia, ni siquiera sus padres.

Hablo con Miriam y le explico quien era ese hombre y por que era tan importante para el.

Miriam- Iremos con tigo al funeral.

Alex- No

Miriam- Que estas diciendo Alex te has vuelto loco.

Alex- No pondré en peligro a mi familia iré solo es mejor así Miriam créeme.

Miriam vio miedo en los ojos de su marido, así que decidió hacerle caso y quedarse con Alba en casa.

Alex desempolvo la vieja chupa que le había regalado el Viejo, era la única que todavía conservaba el parche de la banda, se puso una camiseta negra unos vaqueros y las botas de motorista y fue a reunirse con su ex familia.

Cuando llego lo primero que vio fue a sus padres, no tenían buen aspecto y al ultimo que vio fue al jefe que le miraba con una sonrisa que a Alex no le gusto nada en absoluto.

El funeral fue emotivo por lo menos para Alex que fue el único que derramo lagrimas por la única persona de esa banda que se porto bien con el.

Una vez terminado el funeral el jefe se le acerco a Alex y le dijo.

Jefe- Nos debes un tributo, ya no esta el Viejo para protegerte.

Alex- Yo a vosotros no os debo nada

Entonces el jefe ataco a Alex, si Alex vencía al jefe el seria el nuevo jefe o le pasaría la antorcha a otra persona para que el seria el nuevo jefe de la banda.

Alex utilizo todo el Hapkido que el Viejo le había enseñado y termino por vencer al Jefe después de romperle el brazo por tres partes, el jefe izo trampa sacando un cuchillo y lo pago con un brazo roto.

Alex fue bueno y le rompió el brazo izquierdo, ese fue una decisión de la que mas adelante se arrepentiría

El Viejo había cogido una chica como su protegida y a esta fue a la que le entrego el mando Alex, la chica se llamaba Olga y acepto ser la jefa con mucho agrado y le prometió a Alex que las cosas cambiarían.

Dos semanas después cuando Alex llegaba a casa vio que había mas personas en su casa y entro con sigilo viendo a su mujer de rodillas en el suelo abrazando a su hija y a un hombre con una pistola amenazándolas a las dos.

Era el ex jefe, a este le gustaba fanfarronear mucho así que eso fue lo que Alex aprovecho para darle una patada y quitarle el arma.

Pensó Alex que el jefe estaba inconsciente y cuando fue a abrazar a su familia vio que el sujeto sacaba otra arma y apuntaba a su hija a la pequeña Alba.

Se oyó un disparo y un cuerpo tumbado en el suelo con un tiro en el peco, era Alex que se interpuso entre la bala y su hija.

El ex jefe huyo y Miriam llamo a una ambulancia, estuvieron operando a Alex toda la noche pero no pudieron hacer nada por el, había perdido mucha sangre.

Miriam estaba desecha, lloraba sin que nada ni nadie pudiera consolarla y de repente vio que alguien le tocaba el hombro, era la nueva jefa de la banda.

Miriam- Que hacéis aquí no me habéis quitado suficiente?

Olga- Aunque no lo creas yo apreciaba a tu marido, en un día me demostró mas que todos estos en años, he venido a darte mi mas sentido pésame y a prometerte que Alex será vengado.

Olga cumplió su palabra, dio caza al ex jefe personalmente he izo lo que Alex hubiera hecho entregarlo a las autoridades para que fuera juzgado.

Murió en la cárcel en circunstancias extrañas.

Han pasado diez años, Miriam se compuso de la muerte del amor de su vida, no volvió a emparejarse con nadie y es feliz con su hija Alba, a borrado los recuerdos malos y se a quedado con los recuerdos de los mejores años de su vida.

Miriam y Olga crearon una gran amistad y Alba la llama tía Olga, las tres se encontraban dejando una flor cada una en la Tumba de Alex.

Alex ya no esta pero vio cumplido su sueño de crear una familia y fue feliz por ello.

FIN.