Cuando papá requiere que lo atiendan ¡Su hijita está dispuesta a hacerlo!

-POR FAVOR!!! MARTHA!!! Que estás diciendo? Porque no quieres tener sexo conmigo?

-Basta ya Pedro que Helena nos puede escuchar!! Esta en el cuarto de a lado…

Pedro miró con rabia a su mujer mientras se moría de ganas por follar. La masturbación ya no le saciaba y se encontraba al borde del colapso emocional.

-Es tu deber como esposa…

Martha lo miró con enfado…

-Sácatela… te lo haré con la mano…

-Con la mano?? Ni siquiera puedes hacerlo con la boca?

-Sabes que no me gusta Pedro… deja de insistir y acepta mi propuesta o mejor dormimos… mañana tengo mucho que hacer…

-Olvídalo mujer… un año o más sin sexo y me ofreces la mano!! No puedo creerlo!

-Que conste que eres tu el que se niega a aceptarme…

-Estas loca…!!- dijo Pedro disgustado al tiempo que se volteaba indignado.

Luego de eso las discusiones entre Pedro y su esposa comenzaron a ser constantes. Helena miraba triste a sus padres discutir por todo y sentía que el divorcio podía estar cerca…

Así habrán pasado unos 2 meses hasta que Pedro comenzó a tener sueños vívidos en los que le mamaban la verga hasta casi arráncarsela… sentía que lo dejaban seco y al día siguiente se levantaba de mejor humor…

-Debo estarme volviendo loco! Tanta falta de sexo me pone peor que de adolescente…- se decía hasta que una mañana…

Pedro se encontraba inmerso en uno de esos sueños excitantes pero, a diferencia de las muchas otras veces, abrió los ojos y miro a su costado derecho. Su esposa ya no se encontraba en la cama… nada raro pues seguramente habría ido a caminar. Luego sintio como su verga era exquisitamente exprimida por unos labios reales…!!

-Que demonios…- pensó despertando al 100% de golpe y al mirar hacia su entrepierna quedo helado.

Abrió y cerró los ojos 2,3,4 y 5 veces pero no estaba soñando!! Su hija HELENA le estaba propinando una mamada de película!!

-Helena!!!- gritó Pedro espantado.- Que demonios estas haciendo hija!!! AAHHHMMMMMMM…- No pudo evitar gemir al sentir como Helena le succionaba riquísimo.

Helana no le respondió, simplemente continuó chupándole la pija deliciosamente mientras con una mano le acariciaba los testículos y con la otra le masturbaba.

Pedro se dejó llevar… sentía riquísimo y su debilidad se apoderaba de su ser.

-OOHHHH DEMONIOS… QUE RICO LA CHUPAAASSS… HMMMM… PERO NO, ESTO NO PUEDE SER HELENA… DEBES DETENERTE… HMMMM… DETENTE SI NO QUIERES QUE ME VENGAAA…

Helena le sonrió. Se sacó el pene de la boca y sin dejar de masturbarlo con las manos le dijo:

-Vente en mi boca papi… hazlo con ganas…

-Pero tu madre… tu madre donde esta?

-Descuida, tenemos tiempo… mamá salió a caminar para tratar de bajar sus «lonjitas»…

-Debes detenerte Helena… esto no es correcto…

-Papi… lo he estado haciendo todas las mañanas… siempre dormías y al final esbozabas una bella sonrisa… no veo porque no debas disfrutarlo mucho más ahora que estás despierto… de aquí en adelante yo me haré cargo de ti…- No le dio tiempo de más y volvió a mamarle el pene hasta que incontrolablemente Pedro explotó en su boca.

Helena se quedo unos minutos más limpiando el pene de su padre con su lengua mientras este trataba de entender lo ocurrido…

Cuando escucharon la puerta de la casa abrirse ambos retomaron posiciones y cada uno por su lado.

Pedro se levanto y fue a la ducha… se sentía relajado, excitado y feliz…

-Que manera de chuparme el pito…!!! Que bárbara!- pensó recordando a Helena.

Debió tardar más tiempo que de costumbre en la ducha pues cuando salió Helena y su madre ya estaban por salir rumbo al colegio…

Martha fue a encender la camioneta y Helena se acercó para despedirse de su padre con un tierno pico en los labios y le dijo:

-Nos vemos más tarde papito… te amo!

Ese día Pedro no fue a trabajar, tomó el teclado de su PC y al teclear «Padre e hija incesto» se topó con más de 12000 resultados!

-Parece que no estoy solo…- pensó.

Ya por la noche Martha y su esposo se encontraban viendo televisión en la sala cuando Helena decidió unirse… todos estaban en pijamas con la diferencia de que la de helena era sumamente sexy! Pedro no pudo evitar deleitarse con su cuerpo pero disimuladamente ya que su esposa estaba presente.

Cuando menos lo pensaron, Martha se retiró dejándolos a solas… grave error pues tan pronto como pudo Helena posó su mano sobre la pierna de su padre.

-Deténte hija… no podemos continuar con esto…- Helena hizo caso omiso y ahora ya comenzaba a sobarle la verga a su padre por encima de la pijama.- Hija por favor… detente!!- gritó un poco más enérgico y enseguida Helena comenzó a llorar.- lo siento hija…

Helena se puso de pie y corrió a su habitación.

Pedro la siguió y al entrar cerro la puerta tras de si e intento conversar.

-Yo solo quiero ayudarte papi…- decía llorando Helena.

-No así hija… no es la froma.

-Porque no? Ya soy toda una mujer… mira!- comenzó a desnudarse y Pedro sintio como la verga la crecía.

Helena se acercó a su padre y enseguida, poniéndose de rodillas le sacó la verga y comenzó a mamar…

-AAAHHHH HMMMMM…- Pedro sintio que las rodillas se le doblaban.- que delicia!! HMMM

Helena se la chupo con maestría… succionaba tomándose su tiempo y devoraba glande, tronco y luego pasaba a los testículos.

-Me voy a vaciar hija…!! HMMMM

Helena no se detuvo ni titubeó. Simplemente continuó mamando hasta que…

-Déjame ver tus ojos mientras me chupas hija… anda hermosa… hmmmmm

Helena lo miro sin sacar la verga de su boca…

Pedro sintió como lanzaba como cohete cada uno de sus estallidos de semen. Helena trago y trago hasta que no salio ni una sola gota y luego volvió a limiarle todo el glande con su lengua.

-Me estas volviendo loco Helena!!! AAAHHHHH Que delicia!

-Te gusto papi?

-No tienes idea de cuanto… mañana que tu mamá salga a bajar sus «lonjitas» quizás me dejes probar un poco de esta delicia…?-le dijo Pedro a su hija sobándole la Cuquita.

-Eso tenlo por seguro papi… ahora vuelve a tu cuarto antes de que mamá sospeche algo…- Helena lo besó en los labios y Pedro volvió a su habitación esperando que las horas volaran.