Mi papá se folla a mi primo

Como saben me llamo Manuel y tengo 18 años, hoy les contare de una experiencia que tuve, que fue cuando descubrí que mi padre mantenía relaciones sexuales con mi primo.

Primero quiero describir a ambos, mi padre de nombre Sebastián tienen 41 años, a pesar de su edad debo decir que es un hombre bastante guapo, con un buen cuerpo gracias al gym, alto, abdomen definido, piernas grandes y gruesas, y un culo redondo que se le nota a todo momento. Por la parte de mi primo, tienen 18 años, se llama Kevin y es algo parecido a mí, medio alto, delgado, cara bonita y un culo pequeño pero bien redondo. Dicho esto comencemos con la historia.

Vivo con mi padre, mi madre y mi hermana.

Mi madre es enfermera, por lo que siempre esta trabajado hasta noche, mi hermana que tiene 20 años ya está casada. Por lo que en la casa siempre estamos solos los tres, o bueno yo solo, que mi padre trabaja en una empresa y sale a las 6 de la tarde.

Siempre salgo a la cancha a correr de 5 a 8 de la tarde con mis amigos, me gusta mucho hacer deporte, mis padres saben que siempre voy, pero un día mis amigos quedaron que no podrían ir a correr, por lo que me quede en casa, no les avise a mis padres pues no le di importancia, como estaba solo, decidí escuchar música con mis audífonos.

De eso de las 5:00 de la tarde escuche que la puerta principal azoto, supuse que era mi padre quien había salido temprano del trabajo por lo que no le di importancia, yo seguía entretenido en mi celular. Luego de varias canciones empecé a oír ruidos que parecían gemidos, algo que me sorprendió, pues mi mamá estaba trabajando y el único que estaba era mi padre, no quise darle mucha importancia pero poco a poco se escuchaban más ruidos, por lo que algo nervioso decidí ir a ver qué pasaba, tal vez se trabaja de una emergencia.

Baje segundo piso a la recamara de mis padres con el celular en mano, me percate que la puerta estaba entre abierta, por lo que decidí asomarme con precaución, lo que mire me dejo atarantado.

Pude ver a mi padre sentado en la orilla de la cama dando la espalda a la puerta, estaba totalmente desnudo, pude apreciar su espalda, que por cierto se me hizo sexi, era evidente que le estaban haciendo sexo oral y por los gemidos que emitía se ve que lo disfrutaba, podía ver como se estremecía poco a poco, me dio curiosidad de saber quién era la persona que estaba con él, pensaba en mi madre, en una amarte en turno que tuviera, pensaba en cualquier persona, cuando note que se levantó se puso de pie y levantó a una persona, pude ver que se trataba de mi primo Kevin, un primo quien es mi confidente pues es como un hermano para mí, lo que veía no lo creía, se estaban besando frente estando yo mirándolos, se besaban con una pasión que no la creía, algo dentro de mí me calentó que poco a poco y sin pensarlo estaba comenzando a masturbarme, sabía que lo que veía traería consecuencias, pero quería disfrutar lo que veía, por lo que decidí empezar a grabar lo que veía.

No sé cómo lo hicieron pero sin darme cuenta, Kevin ya estaba totalmente desnudo en la cama, estando en la pose de perrito, pude apreciar su culo medio abierto, mientras mi papá se acomodaba apara empezar a penetrarlo, pude notar como su pene entro rápidamente dentro del culo de mi primo, al parecer mi padre tenía buenas ganas de follar pues empezó con unas fuertes embestidas, podía escuchar como ambos gemían de placer, yo por mi parte seguía masturbándome con una mano, mientras con la otra seguía grabando, estaba disfrutando ver lo que veía. Podía ver perfectamente el culo de mi padre, que me pareció hermoso, estaba bien formado y sobre toso depilado, desconozco si mi padre es lampiño, pero ver su culo me encanto. Ellos seguían en lo suyo hasta que oí ciertas palabras.

-¿Te gusta?- dijo Mi padre.

-Si papi, me gusta, me encanta- oí decir a mi primo entre gemidos.

-¿Quién es el niño malo de papá?

-Yo, yo soy papá- respondió Kevin.

La verdad que oír eso me extraño, era parte de la excitación que tenían, o de verdad asimilaban ser padre e hijo, la duda se apodero de mí, no sé cuánto tiempo paso, pero pude ver que cambiaron de posición, estaban de cucharita, podía ver claramente los huevos de mi padre chocando con el culo de mi primo, la verdad es que tiene unos buenos huevos bien cargados, quería ver cuanta leche tenían guardada, mi padre seguía follando a mi primo, mientras le daba pequeños besos en su espalda y nuca, mi primo por su parte no paraba de gemir, al parecer lo estaba disfrutando, por mi parte sentía que me vendría en cualquier momento, empecé a masturbarme más rápido, hasta que logre venirme, me sentía liberado, pero aún seguía la acción dentro de la recamara al parecer mi primo también se había venido pues note como de su pene escurría poco semen, al parecer se había deslechado, mi padre por su parte aumento sus embestidas, y ambos aumentaron en ruido de sus gemidos, sobre todo mi padre, hasta que oí como sus gemidos empezaron a oírse como relajados, se había venido dentro de mi primo, estaba que no lo creía, poco a poco mi padre saco su pene ya flácido del culo de Kevin, debo decir que a pesar de que estaba flácido tiene buen tamaño, mi padre empezó a limpiar a mi primo, y ambos se acostaron desnudos en la cama, mi padre viendo al techo y mi primo a su lado abrazándolo, dándole pequeños besos en su pecho. Pensé en irme ero comenzaron a platicar.

-Sabes que me encanta hacer el amor contigo tío, me siento bien a tu lado- le dijo Kevin a mi padre.

-Por igual, sabes me gusta que contigo puedo hacer algo de realidad esa fantasía que me vuelve loco-

-¿Cuál? La de follarte a Manuel- dijo Kevin por lo que me sorprendí demasiado.

-Sí, está demasiado bueno el carbón, tiene un buen culo, te confieso que varias veces lo he visto mientras se baña, me encanta su culo, si no fuera mi hijo te juraría que me lo fallaría las veces que necesite- confeso mi padre. No asimilaba la idea de lo que decían.

-Bueno, mientras, tienes aquí mi culo que sabes que la única verga que ha probado ha sido la tuya, me encantas- le dijo Kevin a mi papá y se fundieron en un beso.

No sabía qué hacer, por lo que decidí salir de la casa sin hacer ningún ruido, ya eran casi las 7 de la noche cuando me fui, por lo que decidí solo caminar por las calles para hacer tiempo. No creía lo que veía, la verdad es que ver a mi padre follar con un hombre me sacaba de onda, pero me excito demasiado, quería en el fondo probar su verga y saber lo que siente Kevin. Cerca de las 8 de la noche le mande mansaje a mi papá como todos los días que ya iba camino a casa, desconozco si seguiría con Kevin o si este se fue, así que tome dirección a casa.

Bueno hasta aquí esta parte de la historia que la dividiré en tres partes, espero les haya gustado, acepto cualquier comentario, sea positivo o negativo, espero me de aportes o ideas que les gustaría para un futuro relato.