Un intercambio que termino de forma inesperada

Mi novio y yo siempre quisimos tener un intercambio de parejas el cual fracasa y termina a su vez conmigo siendole infiel.

— Estas segura — me pregunta Luis por novena vez.

— si, lo estoy. Parecen ser personas serias y quiero experimentar esto contigo— respondo.

Llegamos al motel donde quedamos de vernos con la pareja con la que nos contactamos en facebook en el grupo d swingers, yo soy Ana y el Luis y ellos los dejaremos en Ernesto y Gaby.

Cuando llegamos, Ellos estan esperando en el estacionamiento, los hombres hablan, mientras las mujeres esperamos en los coches, cuando Luis regresa me dice que baje y lo siga, entramos a la habitacion tomados de la mano, dentro ya estan Ernesto y Gaby nos saludamos normal y cada pareja se sienta en una de las dos camas en la habitacion.

— entonces dice Luis que es su primera vez — dice Ernesto quien es unos quince años mas grande que nosotros Luis y yo tenemos ambos 28 años y somos novios desde hace 2 años.

— si — respondo, Luis no dice nada y se que esta nervioso.

— y ustedes son novios? — pregunta Gabriela y asiento

— ustedes? — pregunta Luis

— casados, tenemos 15 años de casados— responde Ernesto.

Continuamos platicando un poco mas conociendonos y asi para romper el hielo y quitar la tension dijo Ernesto, ellos eran veteranos ya habían hecho esto antes y siemorw buscaban nuevas experiencias, de inmediato se dab uno cuenta que quien era el que queria tener esas experiencias era Ernesto y Gabriela solo le seguia el juego, después de unos treinta minutos Ernesto dijo «por que no comenzamos» e inmediatamente se acerco a mi y me beso. Vi a Gabriela hacer lo mismo con Luis viendo eso me senti algo segura y relajada, Ernesto sabia besar y sin darme cuenta de repente ya me tenia desnuda de la parte de arriba su tocando mis pechos y su boca succionandolos, de repente Gabriela le hablo a Ernesto y le dijo que quería irse. La razon fue que a Luis no se le paraba, me acerque a mi novio y le pregunté que pasaba y me dijo que el oirme y ver a otro conmigo no le gusto. Disculpandome por lo que habia pasado nos fuimos de la habitacion de hotel.

Unos dias después mientras trabaja recibi un mensaje a whatsapp de un telefono que no conocia y después supera era de Ernesto.

Ernesto: hola, espero que no te moleste solo queria saber si te interesaba una experiencia de trio soy Ernesto

El mensaje me sorprendió y a la vez me intrigó, estuve platicando connel varios días, la idea era la siguiente el queria tener sexo conmigo y su esposa y ver como su esposa y yo cogiamos. Jamas habia tenido una experiencia lesbica pero era un bichito en mi asi que después de un par de semanas y tambien de una pelea con Luis acepte.

Ese dia me vesti con unos skiny jeans negros y botas de tacon alto, una blusa delgada de algodón y chqueta de piel, Ernesto me dio la direccion de donde nos veriamos y cuando llegue ahi mi sorpresa fue enorme al ver qué solo estaba él.

— hola, hermosa— dijo sacando la silla de la mesa del restaurante para mi

— Hola y Gaby— pregunte

— vas a tener que creerme pero Gsby tuvo un contratiempo en el trabajo y no podrá venir pero aun podemos cenar y después te llevo a casa —dijo la excusa fue pésima pero lo deje…. Ya Me había dado cuenta yo que esto era algo extraño pues Gaby jamas se habia unido a las conversaciones de whatsapp cenamos y platicamos de repente senti como la mano de Ernesto se apoyo en mi pierna, lo deje como vio que no dije nada siguió subiendo hasta que empezó a tocar mi coño por encima del pantalon.

— entonces discutiste con Luis — dijo

— si, se paso esta vez — dije y el sonrio

— sabes la mejor forma de sacar el coraje es haciendo lo mismo — dijo y sabia que se referia a coger con otros tal como luis lo hizo

— en serio? — pregunte y el asintio

— yo me ofresco — dijo y me beso

Después del beso salimos del restaurante, yo estaba exitada y queria coger y el habia organizado todo para eso

Llegamos a un motel y pago, cuando el encargado cerro la cochera Ernesto se recargo en su asiento y saco su verga y me dijo mamela lo. Hice. Un par de minutos y luego dijo vamos a dentro.

Subimos las escaleras rápidamente y una ves dentro del cuarto me ordeno desnudarme lo hice, cuando estuve desnuda se me abalanzo y comenzo a besarme sus manos me acariciaban por todas partes, yo estaba mojadisima asi qje cuando su mano fue a mi vagina y metio un dedo este entro fácilmente, luego nos recostamos en la cama y el se desnudo y puso su verga en mi cara para mamarsela.

— Dios que rico la mamas — decia mientras lo hacia el se puso en pose par ahcer un 69 y empezo a chuparme a mi y a meter sus dedos bamos gemiamos pero seguiamos, de repente senti cómo me venia, el paro y se acomod encima de mi puso una almohada debajo de mi cadera y me metio su verga en la vagina hasta el fondo. Su verga media unos 20 cm ergida, no tan larga como la de luis de 23 cm pero mas gorda, lo cual hizo que me . Volviera venir, el. Bombeo muchas veces dentro de mi, me hizo como quiso, me volteo de espalda, me puso a cuatro me levanto las piernas y las puso sobre sus hombros. Se puso de lado y me cogio asi tocandome el clitoris mientras lo hacia, habia perdido la cuenta de las veces que me habia venido y solo cuando el me dijo montame me di cuenta que el cabron seguia erecto, decidia a hacerlo venir me coloque a hircajadas sobre el y lentamente me meti su rica verga dentro, comence mi baile y el aprovecho la posición para chupar mis pechos, cuando comence a acelerar mis movimientos el. Sujeto mi cadera y empezó a moverme conmigo cogiamos tan rico y yo me venia cada vez que el emouja su cadera y su verga se metia mas en mi, los movimientoss se hicieron mas rapidos y el empezo gemir mas fuerte

— aaah eres una verdadera puta— decia y era algo que me exitaba ya me habia dado cuenta que a el le gustaba decirme puta, zorra, golfa y ami me gustaba oirlo de él,

— ME VOY A VENIR — grito y comence a moverme mas rapido hasta que sentí como su verga empezaba a explotar dentro de mi llenandome de semen.

Cai rendida sobre el y creo que me quede dormida un par de minutos.

—Oye Ana — dijo mientras metia un dedo en mi vagina y tocaba mi clitoris.

— uuuhm si papi — dije disfrutando ahirs de una de sus manos amasando mis pechos,

— a que hora tienes que llegar a casa hoy? — pregunto, pense en ello

— no tengo hora — dije

— bien, putita entonces te cogere toda la noche— dijo metiendo su verga dentro de mi de nuevo.