Mi novio quiere ser cornudo

Hola, quiero contarles que paso los días siguientes de aquella casi infidelidad. Eduardo y yo nos hemos abiertos de mente un poco mas, aunque los primeros días después de eso ninguno hablo de lo que sucedió en la fiesta aunque si que las cosas cambiaron mucho.

Ahora ya no es celoso conmigo, me da total libertad al vestir y al salir a la calle, aun así, se volvió mas cariñoso, ahora me deja hablar con amigos, el sexo mejoro aunque ya era bueno, cuando estamos en la cama el para chupando mis pies o simplemente acariciándolos. Yo que ya se lo que es el cuckold creí saber como se sentía el, ya que era la primera vez que alguien mas sabia de sus gustos, yo sabia bien que el no hablaría tan fácil de ese tema así que debía ser yo quien lo estimule a hacerlo.

Casi pasado una semana de aquella fiesta lo traje a mi casa, ya teniendo planeado como sacarle sus secretos así que proseguí, cenamos como de costumbre todo mientras lo seducía lo mas que podía, estuve puesta una bata muy corta y delgada con algo de lencería debajo, cabello suelto, y unas sandalias, las clásicas, esas le gusta mucho a el. Mientras cenábamos frente a frente cruzaba mis piernas varias veces, con el fin de tenerlo muy cachondo cuando tengamos sexo, sobe mis pies en su pierna mientras cenábamos y pude notar que todo el rato el la tenia muy parada, después de cenar, me senté en sus piernas aun estando en la sala, el ya la traía hasta mas no poder, me arrodille ante el, le desabroche el pantalón y le baje su boxer, empece pasando mi lengua por la cabeza de su pene, me enfoque en solo pasar mi lengua sobre todo su pene, todavía no se la quería chupar primero quise que sienta mi lengua, estuve menos de un minuto haciendo eso, me levante y le dije «Vamos a mi cuarto».

Cuando llegamos lo senté en mi cama, me metí su pene a mi boca que lo sentí demasiado gomoso, derramo mucho liquido preseminal, sinónimo de estar muy cachondo, me subí encima de el, se acostó y nos empezamos a besar, empece a sobar mi tanguita sobre su pene todo babeado, empezó a agarrar mi culo y luego quiso hacer mi tanga hacia un lado para que me la meta, pero eso aun no era parte del plan así que le saque la mano, el me pregunto que pasa. Lo mire fijamente y le dije, «aun no bebe, tengo algo planeado» al lado de la almohada había dejado algunas corbatas de mi papá, agarre una y amarre las manos de Eduardo en mi cama de modo que no podía usar sus manos, el no puso peros así que hice lo mismo con sus pies. Una vez atado le dije «esta noche yo controlo bb» lo empece a besar, bese su pecho también, besando sus pesones, baje hasta su barriga y volví a chupar su pene, se la chupaba mientras lo miraba a el, eso le gustaba mas, después de un rato volví a subirme sobre el, sobando mi tanga contra su pene, el ya quería que me metiera su pene pero yo seguía provocandolo aun más, así que le dije:

A: Te gusta esto bb

E: si amor me encanta

A: te gusta tener a tu putita así de caliente?

E: si putita que rico se siente, es hora de metertela

A: Quieres metermela bb?

E: si amor eso quiero (en ese momento empece a sobarme mas rápido sobre su pene)

A: quieres follarme bb?

E: siiii A: Sabes que me gustaría a mi?

E: Que te gustaría amor?

A: que alguien me la meta justo ahora

E: Para eso estoy amor

(en ese momento lo volví a besar y justo en su oreja le dije)

A: No, quisiera que otro me folle en este momento

(el se quedo callado, así que yo seguí)

A: Quisiera tener a otro atrás mio, que me la meta encima de ti, te gusta estar atado bb? pues me gustaría que así atado tu, otro hombre me follara

(el seguía callado, pero a mi me exitaba decirle esas cosas, me empece a sobar mas rico y empece a sentir un orgasmo que nunca antes había tenido)

El no decía nada pero se que le éxito lo que le dije ya que empezó a empujar mas su pene contra mi. Mientras me seguía sobando, con una mano agarre sus bolas para exitarlo mas, yo empece a gemir muy bajito pero igual el me escuchaba. Puse mi tanga de lado y empece a sobar mi vagina contra su pene.

E: Estas muy mojada amor

A: si bb, se siente muy caliente

E: que rico

A: ya que no ahí nadie mas, tendrás que follarme tu

(volvió a quedarse callado pero esta vez empujaba su pene con mas fuerza contra mi)

Agarre su polla y me lo comencé a meter muy lentamente, cuando me la metí toda el dio un gemido y yo también. Yo tenia el control ya que el seguía atado así que me comencé a mover mas rápido, por momentos el paraba ya que decía que aun no quería venirse. Después de un rato así, lo desate, me cargo con gran fuerza, me puso boca abajo contra la cama y empezó a follarme muy duro y rico, sus bolas chocaban contra mi vagina y eso me gustaba cada vez mas. De pronto me dijo algo:

E: Quieres que otro que no sea yo folle tu hermoso culo?

A: si, respondí ( gimiendo mas fuerte)

E: sabes que fantasía tengo yo?

A: Quieres ser cornudo?

E: si, pero no con cualquiera, quiero verte con algún ex tuyo, alguien que conozca bien tu cuerpo

A: quieres que mi ex me la vuelva a meter bb? E: si, eso quiero, quiero verte cabalgar sobre otro pene.

A: si quiero, es lo que tanto quise, que me veas follar con otro

(en ese momento me dio una embestida con mucha fuerza que me hizo gemir muy fuerte)

Se paro, llevo su pene contra mi boca, y se vino allí, se la chupe hasta sacar la ultima gotita. Luego nos acostamos y me pidió que le hablara de algún ex, así que le hable de Edwin, me pregunto que tan grande la tenia el a comparación de Edwin y le dije la verdad «La de el es casi el doble que la tuya jjaaja» también me pidió que le cuente alguna sesión de sexo que tuve con Edwin, y mientras se lo contaba me volvió a follar.

Cuando terminamos de tener sexo me hablo de lo que le gustaba, me dijo que siempre quiso ser cornudo pero nuca supo como decírselo a una novia, pero que aveces insinuaba algo pero aun así nada, también me contó que desde pequeño le atraían los pies de mujer, tanto así que mientras una tía de el dormía el le dio besos en su pie, me dijo que su gusto por los cuernos nació mientras miraba porno de pies, un día mientras el buscaba algún porno de fetiche de pies, encontró uno donde un chico le chupaba los pies a su novia y otro hombre la follaba, desde ahí le empezó a gustar.

Yo le comente que una de mis fantasías era ser penetrada por otro mientras mi novio estaba presente, el se cachondeo mientras le decía eso, me pregunto si tenia mas fantasías así que le comente algunas, entre ellas le dije que quería tener una doble penetración, también le dije que me encanta el morbo, que me follen mientra hablo por teléfono con él, hacerlo con otro mientras él duerme y cosas así. El me dijo que quería cumplir su fantasía y yo le prometí que se la cumpliría. En el siguiente relato les contar