No puedo evitar calentarme con los amigos de mi hijo

¿Como paso? no lo se, fue la fiesta, el exceso de alcohol o simplemente fue mi gran calentura, pero ahí estaba yo, en mi cocina recargada sobre el fregadero con mi falda remangada en la cintura y mi ropa interior tirada a un lado mío completamente desgarrada y detrás de mi armando, el amigo de mi hijo que me sujetaba por la cintura y me penetraba con su grueso miembro mientras me decía obscenidades,

-mmhhh…asii…te gusta puta…te gusta como te la entierro hasta el fondo,

Me recargue en mis codos y tomando aire le conteste,

-siii…siii…armando…dámela…todaaa….metemela hasta el fondo…

el impetuoso amigo de mi hijo apretó aun mas mi cintura, sentía como su virilidad entraba hasta lo mas profundo de mi ser, su miembro estaba tan duro y caliente que por momentos sentía como si me estuvieran penetrando con un pedazo de metal hirviendo y la forma en que me estaba tratando me excitaba de sobremanera,

-¡que vagina tan caliente y apretada tienes Marce!… mmhhhhh… ¡te gusta puta!….vamos, dime cuanto te esta gustando que te penetre así,

Con bastante dificultad me enderece un poco y gire mi cabeza para verlo sobre mi hombro y complaciéndolo le conteste,

-sss…siissii..¡me..me..me..Encanta tu verga! ¡No te detengas!…¡no te detengas!

Y antes de voltearme pude ver como sonreía, el sabia que me tenía a su disposición, sabía que en ese momento yo era su puta, agache mi cabeza y comencé a mover mis caderas tratando de acompañar sus embestidas,

-¡sii..asiii..marce! ¡Levanta bien ese culazo de puta caliente!

Las embestidas que me daba armando eran tan fuerte que prácticamente me levantaban del suelo, su pelvis rebotaban contra mis nalgas y lo único que me mantenía de pie era su enorme verga dentro de mi, pero de pronto un ruido me hizo salir de aquel letargo, gire mi cabeza y vi que era José, el otro amigo de mi hijo y que contemplaba todo desde la entrada de la cocina y eso me hizo reaccionar,

-¡do..doo..donde esta mi hijo!

Aquel chico sonriendo me contesto,

-no te preocupes por el marce, el esta durmiendo la borrachera en la sala, pero es mejor que no grites tan fuerte, que lo vas a despertar,

me conforme con la contestación de José, no tenia idea de lo que pasaría si mi hijo me viera así, continué sujetándome del lavabo para no caer, pero José comenzó a acercarse y de un segundo a otro llevo su mano a mi rostro y me introdujo dos de sus dedos en mi boca a la vez que me decía,

-así esta mejor para que no grites tanto putita,

Gire mi cabeza tratando de sacar sus dedos de mi boca pero en ese momento armando me soltó dos fuertes nalgadas,

-¡estate quieta puta!

sabia que no tenia otra opción estaba a merced de aquellos dos así que solo deje que me usaran, los dedos de José comenzaron a moverse dentro de mi boca, sentía como me llegaban casi hasta las anginas y eso me provocó algunas horcadas,

-que pasa señora Marce, pensé que estaba acostumbrada a meterse cosas a la boca…jajajaja,

-mmghhhh…nnghooo..scgaaloss,

Claro que el no hizo caso y por el contrario, su mano comenzó a moverse rápidamente mientras que armando no dejaba de penetrarme y de decirme obscenidades,

-¡sii..Marceee…siiii…mueve esas nalgas!

Hice caso a su petición y continué moviéndome, la forma en que aquellos chicos me estaban usando me excitaba de sobremanera hasta que de pronto armando me jalo hacia el y recargo su cuerpo contra el mío y comencé a sentir como su caliente semen inundaba mi vagina,

-¡aaarrgghhh ..siiii…quee..biieennn!

Armando había terminado dentro de mi, sus embestidas cesaron y yo me quede quieta y trate de respirar por la nariz, segundos después el se retiro y yo trate de enderezarme pero armando me lo impidió apoyando su mano en mi espalda,

-no te muevas puta, que aun no termina esto,

Me quede así reclinada y con los dedos de José dentro de mi boca, aproveche para apoyar mis piernas y escuche como armando le decía a José,

-woaaaww….tremenda puta tenemos aquí,

-vaya, ni que lo digas, quien iba a pensar que la recatada señora marce era toda una puta,

-apurate, que ya casi es de día,

José me saco los dedos de la boca y tomo el lugar de su amigo y de inmediato sentí como su mano se deslizaba entre mis piernas y sus dedos húmedos apretaban mi clítoris

-¡esperaaa José…!

Su tocamiento provocó que cerrara mis piernas y estuviera a punto de caer, pero una fuerte nalgada me hizo levantarme,

-¡levanta mas las nalgas puta!

trate de acomodarme lo mejor que pude y sentí como José me sujetaba por la cintura y su verga comenzó a hacer presión en mi vagina y lentamente fue introduciéndomela, la verga de José era aun mas ancha que la de armando lo que provoco que llevara mi mano a mi boca tratando de ahogar un gemido,

-¡mmhhh…ngghhooo!

-solo relájate putita, ya estas lubricada así que no te va a doler tanto,

me volví a sujetar del fregadero y en cuanto José termino de acomodarse me introdujo su verga de un solo golpe, en ese instante sentí que me desgarraban por dentro, mis piernas se volvieron a doblar pero José impulso sus caderas de tal forma que me levanto del suelo a la vez que me sacaba un tremendo grito,

-¡aaaayyyyy….detente!

-¡que te calles que tu hijo se va a despertar!

el tenia razón, estaba a merced de aquellos dos, trate de nuevo de acomodarme y José comenzó a meter y sacar su verga de una forma tremenda y a diferencia de armando el comenzó a apretar mis glúteos con cada embestida que me daba, provocándome muy a mi pesar grandes oleadas de placer que recorrían mi cuerpo y me deje llevar,

-asiii…josee…asiii…damela duro…,

-quieres que te coja duro putita,

-¡si joseee…siiii…!

José comenzó a moverse más y más rápido, su verga estaba tan dura y caliente que comencé a mojarme tremendamente y mis piernas comenzaron a temblar e instantes después y muy a mi pesar tuve un orgasmo,

-¡aaaayyyhrrghhh ..siiiiii….queee..bieennn…asiiii..no te detengasss..!

José al sentir que había terminado comenzó a reír y exclamo,

-¡vaya, mira armando la puta se a corrido tremendamente…jajajaja.!

-te lo dije, es una zorra caliente, pero déjame meterle los dedos a la boca, no queremos que su hijo se despierte,

Cuando armando acerco sus dedos a mi boca yo casi por inercia la abrí y el sin contemplación alguna me los metió casi hasta las anginas,

-bien marce, ahora chupalos mientras armando te sigue penetrando,

Le obedecí sin poner resistencia, aquellos jóvenes me estaban usando como su puta y yo lo estaba gozando, mis piernas no dejaban de temblarme y sentía como la verga de José me bombeaba sin parar, no podía creer todo aquello, hasta que después de varios minutos José comenzó a gemir y por segunda vez mi vagina fue inundada de caliente semen,

-arrgghhhh…siiiii…quee biennn…

Yo solo me agache un poco y deje que José terminará y cuando el se retiro armando saco sus dedos de mi boca y yo no pude mantenerme de pie y caí de rodillas mientras respiraba agitadamente, y José comenzó a decirme,

-eres una puta muy obediente marce, espero que pronto podamos gozarte de nuevo, vamonos armando,

Los dos salieron de mi apartamento y en cuanto pude pararme de inmediato corrí a la sala y para mi tranquilidad ni hijo dormía sobre uno de los sillones, le eche si chamarra encima y me fui al baño no quería que me viera en esas condiciones,

Continuara…